CONTACTOS BLOG: EL CHILANCO ELIAS TIERRA SANTA INICIO OTROS LUGARES MI CANAL EN YOU TUBE DESCARGAS (WP+TRACK)  ENLACES DE INTERES

III PARTE


Quiero terminar con ésta carta a mis jefes los “Carlillos”, con toda mi gratitud:


      Los que ya peinamos canas hemos oído con frecuencia decir a los mayores, que si no sirves para nada, te metes a pastor; La Real Academia de la Lengua, define al PASTOR: Persona que guarda, guía y apacienta el ganado, especialmente el de ovejas. Yo diría más: persona que tiene más licenciaturas que nadie: en veterinaria, economía, meteorología, medio ambiente, nutrición, en geología. Además practica: el senderismo y la botánica, sabe de logística y transporte; tiene especial intuición para diseñar estrategias en el terreno, que sorprendería a un estratega militar. Es ecologista, no de boquilla como muchos, si no de verdad, y práctica la solidaridad, más de lo que se cree.

      

Lo ningunea la administración y mucho listo se aprovecha de él. Para los que creemos, Dios nuestro Padre hace referencia de él desde el principio de la creación ¡con bondad! Yo he visto con mis ojos como Daniel, me dejó el hato de la ovejas ¡a mí un simple becario!, y se fue a buscar de una manera desesperada una borrega, que por su cabezonería salió pitando por un olivar.


      Dice un proverbio saharaui: <<Entre la verdad y la mentira puede no haber más de cuatro dedos: la distancia que separa la oreja del ojo. Porque lo que te contaron puede no ser verdad, si te mentían. Pero lo que tú has visto con tus propios ojos, sabes que es cierto, y para ti es innegable ya. Por dónde vayas luego proclamarás esa verdad de la que eres testigo. Y ya no te dejará porque lo has visto>>.


Quiero terminar diciendo que cuando veáis por esos campos de Dios a un pastor con un hato de ovejas, pensar que en esa persona hay unas cualidades, que ya muchos quisieran para sí.


Desde aquí mi agradecimiento a José Carlos, Daniel y Domingo García Rico, por sus enseñanzas, consejos, honestidad y buen hacer, y a todos los pastores de Santiago, que aunque no daban por mí ni un duro en la <verea>, sé que me deseaban buen camino.

Miguel Mesa Molinos.


       Y para finalizar, agradecer especialmente a Eusebio, pastor donde los haya,  nacido en la aldea de los Moralejos en Segura de la Sierra, que gracias a él,  he podido realizar ésta aventura maravillosa y conocer a los Hermanos Garcia Rico y a su familia.

Ir a iv parte (vídeos)


<contador de visitas html> >